Abogados LGTBI como apoyo a la diversidad, igualdad y derechos  

Abogados LGTBI como apoyo a la diversidad, igualdad y derechos  

Es cierto que, como sociedad, hemos avanzado en la tolerancia y el reconocimiento de los derechos de las personas que pertenecen al colectivo LGTBI. Son muchas las iniciativas dirigidas a promover el respeto y la integración de quienes no se identifican con la heterosexualidad en centros educativos, entornos laborales y otros ámbitos. Por otra parte, existe un marco legal que garantiza a estas personas derechos tales como el matrimonio entre parejas del mismo sexo y la adopción. También, hay leyes que prohíben la discriminación en empresas e instituciones y castiga los denominados delitos de odio hacia personas de esta comunidad. Cuando estos derechos y normativas pretenden ser ignorados, o cuando surgen conflictos entre matrimonios igualitarios, es necesaria la asesoría de abogados LGTBI o “gayfriendly”.

En el presente artículo abordaremos los casos más frecuentes en los que actúa un jurista que defiende los intereses del mencionado colectivo. En particular, los relacionados con el derecho de familia. También, definiremos brevemente el perfil actitudinal de este profesional del derecho para lograr la confianza del cliente.

Marco legal que justifica la actuación de abogados LGTBI

España cuenta con una legislación amplia que favorece los derechos del colectivo LGTBI. En este sentido, fue el tercer país en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, en 2005.

Más aún, es relevante destacar que todos los derechos fundamentales expresados en la Constitución, leyes y tratados internacionales, sin excepción alguna, son derechos subjetivos de todos los ciudadanos.

A continuación, expondremos una síntesis de los derechos que favorecen de manera particular a la comunidad que nos ocupa en España. Sobre estos, los abogados LGTBI fundamentarán sus actuaciones.

No discriminación por razón de sexo

Al respecto, el artículo 14 de la Constitución Española es contundente: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Matrimonio igualitario y derecho a la adopción

Como resultado de la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil (CC) en materia de derecho a contraer matrimonio, al artículo 44 de dicho instrumento legal se añadió el siguiente párrafo: “El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo”. En adelante, las referencias a marido y mujer en el CC fueron sustituidos por los términos cónyuges y consortes. A excepción de los artículos 116, 117 y 118 cuyos supuestos de hecho solo pueden producirse en el caso de matrimonios heterosexuales. Por igual, todas las disposiciones y derechos inherentes al matrimonio serán aplicables a las parejas de distinto o del mismo sexo.

Derecho a la rectificación de sexo y nombre en el Registro Civil

Un paso relevante en favor de las personas transexuales fue la aprobación de la Ley 3/2007, de 15 de marzo. La misma regula la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas. En pocas palabras, esto significó el establecimiento de un trámite para el cambio de nombre y sexo de un ciudadano en el Registro Civil. Esto procede para que ambos elementos correspondan con su verdadera identidad de género.

Disposiciones en el Código Penal

Por si fuera poco, en el Código Penal existen disposiciones específicas que protegen a los ciudadanos LGTBI. Especialmente, al enfrentar casos de discriminación laboral, agresiones y delitos de odio:

  • Gravedad de la responsabilidad penal dada la comisión de delitos por razones de orientación o identidad sexual (Artículo 22.4).
  • Castigo a la discriminación laboral motivada al sexo u orientación sexual (Artículo 314).
  • Sanciones al fomento de discursos de odio (Artículo 510).
  • Discriminación en el acceso a servicios públicos o privados por los mismos motivos (Artículo 511 y 512).
  • Penalización a las asociaciones que promuevan o inciten al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra personas, por su orientación sexual (Artículo 515).

Casos más frecuentes atendidos por abogados LGTBI

Teniendo en cuenta el marco legal anteriormente enumerado, los casos que con más frecuencia atienden los abogados “gayfriendly” son:

  • Divorcios entre parejas del mismo sexo y en los originados en un matrimonio heterosexual previo.
  • Cuestiones relacionadas con el derecho de familia. Entre ellas, la adopción de menores y la custodia de estos tras la ruptura matrimonial; además de testamentos y herencias.
  • Discriminación contra personas LGTBI en general y, particularmente, en el ámbito laboral.
  • Asesoramiento a empresas para la elaboración de protocolos antidiscriminación.

Cabe destacar que los abogados LGTBI pueden encontrarse con casos complicados, como el registro de los hijos de parejas lesbianas. En concreto, cuando se han realizado técnicas de reproducción humana asistida. De hecho, la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil impide la inscripción automática de hijos e hijas de parejas homosexuales no casadas o que sean pareja de hecho. Al respecto, para constar ambas mujeres como progenitoras, deben presentar a los Tribunales un expediente de adopción vía Jurisdicción Voluntaria.

Perfil de los abogados LGTBI

Como parte de sus políticas de diversidad y no discriminación muchas empresas prestigiosas cuentan con juristas pertenecientes al colectivo LGTBI. Igualmente, existen destacados profesionales del Derecho independientes que también forman parte de esta comunidad. Sin embargo, tal condición no es un requisito indispensable para defender los derechos de las personas LGTBI. En este caso, lo que sí importa es ser lo que se conoce en este ámbito como un aliado. Es decir, alguien que, siendo heterosexual, apoya a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales y está sensibilizado con los problemas que estas enfrentan.

Por lo tanto, aparte de un conocimiento preciso del marco legal que establece los derechos de los ciudadanos homosexuales o de otra diversidad sexual, los abogados LGTBI deben:

  • En primer lugar, dar un trato respetuoso al cliente perteneciente al colectivo LGTBI. Escuchar con atención sus planteamientos.
  • Establecer una relación de confianza que le permita al cliente sentirse seguro de exponer con amplitud los detalles del caso. Se sabe de demandas por agresión o acoso laboral que no tienen los resultados esperados. Principalmente porque el demandante no compartió con su abogado detalles como que su agresor o acosador le hizo daño por su orientación sexual. Muchas veces, esto ocurre porque la persona siente vergüenza o desconfianza de decirlo.
  • Ser empático. Esta habilidad de ponerse en el lugar del cliente para entender el problema que plantea en toda su dimensión, pero sin perder la objetividad, es esencial.
  • Por otra parte, la asertividad y la sinceridad con el cliente también son fundamentales. El abogado debe exponer con claridad las posibilidades ciertas de llevar adelante su caso ante las instancias de justicia. O, si es el caso, de negociar para llegar a acuerdos satisfactorios con la contraparte.

Algunos casos famosos atendidos por abogados LGTBI

Celebridades, políticos y profesionales conocidos que han hecho pública su orientación sexual diversa, no solo son aceptados sino también admirados por mucha gente. De allí que los procesos legales en los que se han visto involucrados sean del conocimiento público.

Uno de los casos recientes más conocidos es la demanda que enfrentó el cantante Miguel Bosé por parte de su expareja, el escultor Nacho Palau. Durante sus 26 años de relación, ambos artistas engendraron cuatro hijos mediante gestación subrogada. Dos de ellos, con los genes y apellidos de Bosé y dos con los de Palau; pero todos fueron criados como hermanos. Tras la separación, cada quien se quedó con sus hijos respectivos. Pero el escultor entabló una demanda por filiación para que el cantante reconociera como hijos a todos por igual.

Bosé terminó ganando el juicio interpuesto en un juzgado de Madrid. Según la sentencia, los cuatro niños no pueden ser tratados legalmente como hermanos. No obstante sí aceptó el establecimiento de un régimen de visitas de los hijos de ambos entre sí y para con sus padres respectivos. Pero esto no quedó allí: Palau presentó una apelación ante la Audiencia Provincial. Esto es solo un ejemplo de lo complicado que pueden resultar los casos que gestionan los abogados LGTBI.

Derecho de Familia Vitoria es un despacho de abogados gayfriendly

Aparte de ser especialistas en la rama del Derecho que nos da nombre, en Derecho de Familia Vitoria estamos sensibilizados con los problemas de la comunidad LGTBI. Nuestro equipo de profesionales cuenta con el conocimiento legal y las actitudes necesarias para gestionar tu caso.

¡Consúltanos con toda confianza! Ya sea en nuestra sede de Vitoria Gasteiz, en nuestras oficinas de San Sebastián o vía online, te sentirás a gusto con nuestro trato y servicio. Incluso, nuestros abogados LGTBI están capacitados para atenderte en cualquier parte del País Vasco y en municipios vecinos de otras autonomías.

Deja una respuesta