Las claves para elegir a un buen abogado penalista

Las claves para elegir a un buen abogado penalista

Cuando escuchamos la expresión “Derecho Penal” inmediatamente lo relacionamos con delitos graves como homicidios, robos, violaciones, corrupción en la administración pública y defraudaciones fiscales graves. Recientemente se han añadido otras asociaciones a nuestra percepción: el blanqueo de capitales y los delitos de odio por razones étnicas y de orientación sexual. En fin, tanto en los medios de comunicación como en las conversaciones cotidianas, hay referencias al Derecho Penal. Especialmente, cuando se espera que el Estado, mediante los jueces, aplique un castigo a uno o varios individuos por cometer un delito grave que perjudique a otra persona o a la sociedad. Es decir, que ocurra una reacción contundente ante faltas consideradas intolerables por contravenir y atentar contra nuestro sistema de valores y la convivencia social. En este contexto, el abogado penalista actúa, bien desde la acusación fiscal o como defensor de imputados.

Derecho penal, el ámbito del abogado penalista

Es pertinente exponer una definición más formal y objetiva del Derecho Penal. Esto nos ayudará a entender mejor el ámbito en el que un abogado penalista ejerce su trabajo. En síntesis, el Derecho Penal es la rama del Derecho que consiste en una serie de normas organizadas que disponen penas o medidas de seguridad como respuesta ante delitos o estados de inminente acción criminal.

Este conjunto de disposiciones es el instrumento para encarar aquellas conductas que un Estado considera nocivas y lesivas para la sociedad desde su perspectiva valorativa. Dichas conductas han de sancionarse con la severidad adecuada a la naturaleza y gravedad de la falta. De esta manera se formaliza una dinámica social de represión: primero, prohibiendo estas acciones, y después, castigando a quien contravenga la prohibición. O bien, impidiendo de algún modo que el infractor vuelva a cometer una falta.

Precisamente, hablamos de medidas de seguridad porque, en ocasiones, el delito puede ser cometido por un individuo incapaz de entender lo ilícito de su acción. Por ejemplo, cuando un sujeto con graves trastornos mentales agrede o asesina a otra persona. En estos casos, el Estado, mediante el Derecho Penal, le impondrá, no un castigo, sino una medida de seguridad que, fundamentada en la probada peligrosidad del agresor, trate de evitar que vuelva a cometer una acción similar.

Características del Derecho Penal

Como instrumento de control social, el Derecho Penal tiene como característica elemental su alto nivel de formalidad. Es decir, que las reglas y las actuaciones, lo ilícito y sancionable, las modalidades de sanción y su aplicación práctica, se presentan con exactitud solamente mediante cauces formales. En esta misma perspectiva, otro rasgo notable es su contundencia. Dicho de otro modo, la gravedad de las sanciones que impone. Castigos como los de prisión, permiten que, en razón de la proporcionalidad, en los Estados democráticos ese control apunte únicamente a contener comportamientos muy perjudiciales; así como a lograr un orden social mínimo y proteger los intereses y bienes elementales de la sociedad.

Los instrumentos legales básicos para el abogado penalista

La definición de delitos, con sus penas y sanciones están reguladas por el Código Penal vigente desde 1995; mientras que la Ley de Enjuiciamiento Criminal regula las actuaciones judiciales relacionadas con los procesos penales. Esta última fue promulgada en 1882 y su más reciente actualización está en vigor desde 2015. En concreto, estos son los instrumentos legales esenciales en los que un abogado penalista fundamenta su actuación.

¿Qué hace un abogado penalista?

Teniendo en cuenta el concepto de Derecho Penal y los aspectos que abarca, la labor de un abogado penalista consistirá en orientar y defender a su cliente, sea demandante o imputado, durante un proceso penal. En paralelo, efectuará las diligencias requeridas ante los tribunales en cualquiera de las dos circunstancias en las que esté su defendido.

En resumen, las funciones de un jurista especializado en esta área serían:

  • Asesorar a su cliente desde el primer contacto y exponerle claramente su situación jurídica real. En otras palabras, si es imputado o demandado por algún delito, debe informarle sobre las implicaciones de la acusación. Si es el demandante, ha de explicarle la viabilidad de la demanda y sugerir la mejor estrategia para defender sus derechos. Este asesoramiento debe ser permanente durante todo el proceso, ya que es necesario tomar varias decisiones durante el mismo.
  • Acompañamiento. Esta función puede ejercerse en varias circunstancias. Si el cliente ha sido detenido, el abogado estará presente durante su primera declaración y recomendará la opción de guardar silencio o declarar. Cuando el cliente es el demandante, el jurista le preparará para su declaración y/o testimonio ante el tribunal.
  • Reunir pruebas y argumentos legales y jurisprudenciales suficientes para la defensa del cliente. Un buen abogado penalista está en capacidad de defender a su cliente, aun sabiendo que es culpable. En tal caso buscará acordar ante el tribunal la menor pena posible para su defendido.
  • Estudiar la cronología de los hechos e identificar las circunstancias en las que intervienen los testigos. Esto es clave para promover a estos últimos durante el juicio.
  • Analizar los argumentos de la contraparte para preparar las respuestas idóneas a los mismos.

Otras funciones relevantes

  • Vigilar y asegurarse de que los derechos del imputado defendido no sean vulnerados por parte de los cuerpos de seguridad o funcionarios del juzgado.
  • Actualizar la información constantemente a lo largo del proceso y mantener enterado al cliente de cualquier incidencia.
  • Cuando resulte conveniente, es factible negociar con la contraparte, buscando siempre el mayor beneficio posible para el cliente.
  • Preparar y establecer el orden de enunciación de los argumentos antes del juicio oral.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir un abogado penalista?

Seleccionar a tu abogado para interponer una demanda o defenderte en durante un proceso en tu contra es una decisión crítica para obtener resultados positivos. Por eso, debes investigar su perfil y aptitudes en los siguientes aspectos:

  • Como su título lo indica un abogado penalista debe ser especialista en esta rama del Derecho. En razón de ello, debe tener un conocimiento completo del Código Penal, la Ley de Enjuiciamiento Criminal y la Ley de Enjuiciamiento Civil. Su formación debe ser sólida para encarar tu caso.
  • Investiga su experiencia y/o la del despacho de abogados al que pertenece en la especialidad y, de ser posible, en casos similares al tuyo. Más aún, busca referencias de sus casos ganados.
  • Evaluar sus habilidades: si es proactivo, comunicativo, empático y asertivo. Todas estas características son indispensables. El abogado penalista debe tener iniciativa y ser diligente para gestionar los procedimientos que debe hacer ante los tribunales. Igualmente, debe tener facilidad de expresión para plantear sus argumentos. Por otra parte, ha de contar con capacidad para entender la situación y estado emocional de su defendido. En el mismo momento, le hablará claramente a este sobre las probabilidades de buenos resultados y le mantendrá al tanto de las actuaciones que realiza a su favor.      

¿Necesitas la asistencia de un abogado penalista?

En Derecho de Familia Vitoria vamos más allá de nuestra especialidad. Todos los abogados de nuestro equipo están preparados para apoyarte en casos tan delicados como los de violencia doméstica, abuso o acoso sexual y discriminación. Además, contamos con la experiencia y las habilidades requeridas para interponer o contestar demandas y fundamentar la defensa de nuestros clientes en un juicio.

Tenemos nuestra sede principal en Vitoria-Gasteiz y con oficinas en San Sebastián. Desde ambas localidades, podemos atender casos en todo el País Vasco y en municipios vecinos de Comunidades Autónomas vecinas. Por tanto, si necesitas un abogado penalista o uno de familia, ¡contáctanos ahora! También somos expertos en otras ramas del Derecho. Visita nuestra web y descúbrelo.

Deja una respuesta